Marbella

Marbella es una ciudad del sur de España, capital de la Costa del Sol, perteneciente a la provincia de Málaga, en la comunidad autónoma de Andalucía, situada a orillas del Mediterráneo, entre Málaga y el Estrecho de Gibraltar y a las faldas de los Picos Sierra Blanca y Juanar.

 

Marbella es la ciudad turística más importantes de la Costa del Sol y durante la mayor parte del año es centro de atracción del turismo internacional a causa principalmente de su clima benigno, sus infraestructuras, su cualificada dotación de establecimientos de industria hotelera y sus estupendos y reconocidos campos de Golf (15 en el término municipal). La ciudad ha experimentado una expansión y crecimiento continuos a lo largo de las últimas décadas, y ha adoptado un estilo turístico basado en las exigencias de visitantes y residentes temporales de medio a alto poder económico europeos.

 

Núcleos de población


En el término municipal de Marbella nos encontramos con dos núcleos principales de población: Marbella y San Pedro Alcántara´, pero también existen tres nucleos menores de población, siendo Nueva Andalucía, Puerto Banús y Las Chapas. El resto de la población se encuentra dispersa en multitud de urbanizaciones.

 

Municipios colindantes


Marbella limita al norte con los municipios de Istán y Ojén, al noroeste con Benahavís, al oeste con Estepona y al este con Mijas.

 

Comunicaciones


Por carretera: Autovía del Mediterráneo (A-7) y Autopista del Sol (AP-7). Hacia el interior la carretera A-397 hacia Ronda, de gran valor paisajístico y la carretera de Istan.

 

·    Por avión: el aeropuerto más cercano es el Aeropuerto internacional de Málaga, a 45 km.

 

·    Por tren: la estación de cercanías más próxima es la de Fuengirola, a 27 km, y la de larga distancia está situada en Málaga capital, a 57 km.

 

Es fácil de acceder a otros lugares, como Málaga y Algeciras mediante autobús. Existe una línea de autobús a lo largo de la costa. El aeropuerto de Málaga también es accesible mediante autobús.

 

Relieve


El término municipal es una franja que se extiende sobre 27 kilómetros costa y refugiado por las laderas de Sierra Blanca en su zona más central, la que cubre prácticamente el núcleo urbano. La costa es baja y arenosa con playas aceptables, que van siendo cada vez más buenas cuanto más al este nos encontramos (entre el puerto pesquero y el de Cabopino). También debido a la proximidad de la sierra con la costa, la ciudad presenta un gran desnivel entre la parte norte con la sur, propiciando así vistas del mar y la montaña desde todos los puntos de la ciudad. Sierra Blanca posee 3 grandes picos: La Concha, situado más al oeste, de 1215m de altitud; La Cruz de Juanar, al este (el cual se encuentra dentro del término municipal de Ojén, de 1178m de altitud; y el Cerro Lastonar, situado entre los dos anteriores, el más alto, con 1270m sobre el nivel del mar.

 

Clima


Marbella está protegida en su franja Norte por las montañas de Sierra Blanca, y ello hace que la Ciudad goce de un microclima que origina una temperatura media anual de 18°C. En ciertas ocasiones, aunque cada vez más común los picos más elevados de la Sierra aparecen cubiertos de nieve, que se suele derretir en uno o dos días.

 

Gentilicios


Tradicionalmente a los habitantes de Marbella se les ha llamado “marbelleros” en lenguaje popular, y “marbellenses” en el culto, y así ha constado en diccionarios y enciclopedias. Ahora, sin embargo, y desde mediados de la década de los cincuenta, a los de Marbella se les llama también “marbellís” o “marbellíes”. El uso de “marbellí”, como gentilicio, se debe a una iniciativa del escritor y periodista Víctor de la Serna (1896 – 1958), quien documentándose para una serie de artículos sobre “La marina de Andalucía” topó en la “Historia de Málaga y su provincia”, de Francisco Guillén Robles, con esta palabra que Robles usaba para designar a los habitantes de la Marbella musulmana. Este gentilicio, es el más usado siempre para hablar de los habitantes de Marbella, tanto por los medios de comunicación, como por la gente ajena a la ciudad. Sin embargo, los nativos de Marbella prefieren el uso de la palabra “marbelleros” para referirse a ellos. Por eso, mantienen la postura de que cuando hablan de “marbelleros” se refieren a la gente que ha nacido allí, y cuando hablan de “marbellíes” se alude a los habitantes de Marbella, en general.

 

Ocio y fiestas


Marbella cuenta con una amplia oferta de ocio nocturna y de grandes fiestas en la temporada estival que es cuando llega la multitud de turistas a la Costa del Sol y hacen triplicar la población. Son conocidas internacionalmente las fiestas de Marbella con famosos y grandes personalidades de alto poder adquisitivo, que se celebran en las grandes mansiones que poseen y en las discotecas más “elitistas”. También cuenta con excelentes campos de golf para la práctica de este deporte, incluso uno nocturno.

 

Todo empezó después de la Segunda Guerra Mundial, cuando la mayor parte de Europa y del mundo sufría sus consecuencias, y cuando España trataba, poco a poco, de recobrarse de su propia tragedia. En una  desconocida Marbella, apareció Ricardo Soriano Scholtz von Hermansdorff, marqués de Ivanrey, un personaje peculiar que fue el verdadero descubridor y el principal promotor de aquel rincón, entendido como elegante refugio hedonista, ideal para huir de las preocupaciones cotidianas. Él fue quien hizo propaganda de Marbella entre sus ricos y famosos amigos, como el marido de su prima hermana Piedad de Iturbe, el príncipe Maximiliam von Hohenlohe (íntimo amigo de Alfonso III y padrino de su hijo Alfonso), que era el clásico aristócrata europeo miembro de una de aquellas grandes familias cuyas propiedades se extendían de Checoslovaquia hasta España. Tenía fincas en Madrid y en Zarauz, pero fue su primo Ricardo Soriano quien le animó a dejar el lluvioso clima del norte por la idílica vida a las orillas del Mediterráneo, alegando que con lo que gastaba de calefacción en invierno para templar su castillo madrileño se compraba una finca en el Mediterráneo, en un lugar cálido y paradisíaco. Sin pensárselo dos veces, en 1946, el príncipe Maximiliam cogió su Rolls Royce Phantom, de motor de carbón, y se presentó en Marbella para comprobar ‘in situ’ las delicias que le contaba su primo. Dicho y hecho. Adquirió la finca ‘Santa Margarita’ y la presencia de esta familia en Marbella cambió el destino de la ciudad.

 

Pero antes fue Ricardo Soriano, el verdadero precursor de Marbella, quien había adquirido la finca “El Rodeo”. Situada entre Marbella y San Pedro, pagó por ella a razón de 22pts el m2 (una locura en aquellos tiempos), y allí construyó un original complejo hotelero denominado “Venta y Albergues El Rodeo”, diseñado por el mismo, y edificado junto a su residencia privada.

 

Su amigo Edgar Neville, famoso escritor, guionista y autor teatral se establece en Marbella a comienzos de los años 50, comprando a Ricardo Soriano una parcela en la finca “El Rodeo”, construyendo su residencia a la que bautiza “Malibú”, en recuerdo de la famosa playa californiana, donde residió en los años 30, contratado por una gran productora de Hollywood, junto a otros artistas y escritores españoles.

 

En “Malibú” vivió Neville los mejores años de su vida, en una apasionante historia de amor con Conchita Montes, su musa literaria y compañera sentimental hasta el final de su vida.

 

La finca “Malibú”, junto con Edgar Neville y Conchita Montes, era un obligado punto de encuentro de cuantos escritores, pintores, e intelectuales residiesen o visitasen Marbella.

 

Posteriormente otro famoso personaje adquiere “Malibú”, el actor escocés Sean Connery, disfrutándola como residencia de vacaciones durante más de 20 años y entrando definitivamente a formar parte de la leyenda de esta emblemática localidad mediterránea.

 

Fiestas patronales


·    11 de Junio – La Feria Y Fiestas en honor al patrón de Marbella, San Bernabé. Durante una semana se celebra la feria y fiestas patronales de la ciudad con actividades y actuaciones variadas y se dividen en dos como son la Feria de Día, que transcurre desde sus comienzos en el Casco Antiguo, llenando así sus calles de alegría y color, últimamente haciéndole falta… y la Feria de Noche, que actualmente se encuentra en Arroyo Primero.

 

·    Feria y Fiestas de Nueva Andalucía – tiene lugar la tercera semana del mes de julio en la zona de Nueva Andalucía.

 

·    Feria y Fiestas de Las Chapas – las fiestas de esta urbanización de la ciudad celebra su feria en el mes de agosto.

 

·    Feria y Fiestas del Ángel – esta barriada celebra sus fiestas a comienzos del mes de octubre.

 

·    19 de octubre – Feria y fiestas en honor al patrón de San Pedro  Alcántara. Al igual que sucede en Marbella, se celebra una semana completa de fiestas patronales.

 

Verbenas populares


A lo largo de la temporada de verano (julio a octubre) se celebran en la mayoría de los barrios de Marbella fiestas que durante unos días animan la actividad de la zona con bailes, concursos y otras actividades organizadas por las asociaciones del barrio. Entre las más conocidas: Santa Marta, Salto del Agua, Leganitos, Divina Pastora, Trapiche, Plaza de Toros y Miraflores.

 

Otras fiestas y celebraciones locales


·         Romería a la Cruz de Juanar – mes de mayo

 

·         Virgen del Carmen, patrona de los marineros – 16 de julio

 

·         Romería Virgen Madre, Nueva Andalucía – 21 de agosto

 

·         Día del Tostón – 1 de noviembre

 

Conjeturas de Marbella


El titulo de este capítulo está tomado de la obra de Pedro Vázquez Clavel, editada en 1781 y donde se intenta establecer los orígenes más remotos de Marbella.

 

Ya en 1986,  Fernando Alcalá Marín editó El enigma de Salduba (antiguas y nuevas conjeturas de Marbella). Basándonos en estos textos y otros que tocan el origen de alguna manera vamos a intentar aproximarnos al inicio en la historia de Marbella.

 

Según Vázquez Clavel los orígenes de Marbella se remontan a época fenicia llamándose Maharbal que significa “castillo de madera”, según la cimentación de alguna de las casas que se encuentran en la actual plaza de los Naranjos, y basándose en las referencias de Rodrigo Méndez de Silva que atribuye la  fundación al capitán cartaginés Maharbal.

 

Esta hipótesis es desmentida por Alcalá que considera que estos cimientos pudieran ser el denominado ” cemento romano” u ” opus signium”.

 

Queda claro que en la zona donde se asienta Marbella hubo una ciudad romana, posiblemente entre los siglos I y II a. c. e incluso anteriormente. La base de los sillares de la muralla es claramente romana, así como en la parte de muralla árabe se encuentran incrustados capiteles jónicos ( torre en la plaza de la iglesia). Además existieron poblaciones mas o menos pobladas al margen izquierdo de rio verde y al margen izquierdo del rio Guadalmína.

 

Sobre el nombre hay dudas ya que pudiera corresponder a Salduba, aunque otros escritos nos remontan a Cilniana (que pudiera haber estado cercana a San Pedro) e incluso Barbesola.

 

Desde San Pedro Alcántara, dirigiéndonos hacia la playa, llegaremos a la zona de Linda Vista, considerada un importante yacimiento de restos históricos.

 

Nos encontraremos con los restos de la Basílica Paleocristiana de Vega del Mar, que es una de las muestras más importantes en España de la época Paleocristiana (siglo IV). La Basílica estaba rodeada por una necrópolis visigoda. Fue descubierta en los primeros años del siglo XX mientras se plantaban eucaliptos en la playa. Entre los descubrimientos aparecieron varios objetos que se exhiben en el Museo Arqueológico Nacional.

 

Ante nuestra vista se expone una planta rectangular con tres naves y dos ábsides. En el Baptisterio destaca una pila de 1,10 metros de profundidad, donde se practicaba el bautismo por inmersión de niños y adultos.

 

Marbella romana


Sus orígenes se cree que datan de 1.600 años antes de Cristo, fue fundada por los romanos con el nombre de Salduba y estaba situada en la vía Augusta. Por los restos descubiertos en algunas excavaciones se puede deducir que el existente Casco Antiguo está construido sobre las ruinas de dicha ciudad romana y no de una ciudad fenicia como suponían algunos historiadores.

 

En Guadalmína, cerca del casco urbano de San Pedro Alcántara, se encuentran las ruinas de las Bóvedas cuya existencia proviene del siglo III y fueron descubiertas en el año 1.926. Su peculiar edificación continúa siendo estudiada. Consiste en una sólida construcción de argamasa que ha sobrellevado muy bien el paso de la historia y de los temporales, ya que se encuentra situada junto a la playa.

El conjunto está construido alrededor de un patio de forma octogonal, en su tiempo embovedado, con un diámetro total de 9,75 metros. El centro muestra los restos de un estanque también octogonal de 1,20 metros de profundidad, paralelo a los muros.

Saliendo del Casco Antiguo en dirección a Puerto Banús, en el lado de la playa, podemos visitar los restos de una villa romana. Data del siglo I – II d. c. .Fueron descubiertos en 1961 y, posteriormente fueron excavados y expuestos según los podemos ver hoy en el año 1.962. De la Villa Romana de Río Verde, cuyo nombre proviene del río junto al cual se alzaba, queda un precioso pavimento de mosaicos de una casa que en su día tuvo una estructura de cinco habitaciones que rodeaban un patio interior.

 

Marbella musulmana


En el año 711, los musulmanes entraron en España y se apoderaron de casi toda la península Ibérica. Marbella, entonces denominada “MARBIL – LA”, se convirtió en una próspera ciudad, edificada según la arquitectura árabe mediterránea, con estrechas y tortuosas callecitas, protegidas por las murallas del castillo.

 

Ha sido descubierto un cementerio musulmán en las cercanías del Polígono Industrial La Ermita. El Arqueólogo director de la excavación Ildefonso Navarro nos dio a conocer la dimensión del yacimiento y la potencia arqueológica de la zona. Estamos a la espera de la conclusión de los trabajos para conocer la valoración de este equipo de arqueólogos, sin que estemos autorizados a facilitar más datos por el peligro de expoliación. (Tomado de Cilniana).

 

La Reconquista


En 1.485 los Reyes Católicos reconquistaron la ciudad, que experimentó varias modificaciones en sus costumbres y en los trazados de su arquitectura, construyéndose plazas, iglesias, calles y casas más anchas, al estilo castellano. Se cree que el actual nombre de Marbella proviene de esta época.

 

LA PLAZA DE LOS NARANJOS es un testimonio completo del espíritu de sus pasados y presentes moradores. El pintoresco conjunto de la plaza, que fue abierta en el año 1.485 según costumbre de los diseños urbanísticos cristianos, está enmarcado por casitas blancas y tres edificios históricos: El Ayuntamiento o Casa Consistorial, La Casa del Corregidor y La Ermita de Santiago.

 

Lindando con la Calle Nueva y La Plaza de los Naranjos hay una fuente erigida en el año 1.504 por el primer alcalde de la Marbella Cristiana. La vista desde la fuente hacia la izquierda nos dirige a la Casa del Corregidor, fechada en el año 1.552, que luce una bonita y bien conservada fachada de piedra con escudos y un mirador de tres arcos. En la actualidad han convertido la parte baja en un típico restaurante.