Todo por un empleo

En estos momentos difíciles para algunos son duros. Autónomos que todavía no han podido abrir sus negocios o que a pesar de abrirlos no llegan a poder sufragar gastos. Trabajadores con ERTES que todavía no han cobrado. O esos trabajadores que estaban de alta a media jornada, pero estaban trabajando a jornada completa que los ERTES han sido una gran pérdida adquisitivas, aún habiendo cobrado, pero que si encima no han cobrado. También están los fijos discontinuos que todavía no han entrado a trabajar, o esos que tenían la esperanza de trabajar en esta temporada. Y ya no te digo quienes llevan mucho tiempo sin trabajar. Muchas ilusiones y esperanzas en encontrar un trabajo para poder llevar el sustento a sus familias. Son tiempos muy duros y que minan el animo de las personas.

Vemos cómo el tiempo pasa y la desesperanza y el desánimo hacen mella en nuestros corazones y nuestra alma. Todos estamos deseosos de que pase todo y volvamos a la normalidad o nueva normalidad. No sabemos lo que va a suceder o que nos depara el futuro. Algunos comentan que vamos a ser mejores personas. Yo lo dudo, pues viendo las redes, el comportamiento de la gente, el mal ejemplo de nuestros políticos, hay excepciones, no muchas, pero las hay. Es triste lo que nos trasmiten los agoreros, que no ayudan a cambiar la perspectiva. Aunque la realidad que tenemos es la que es.

Todo lo que está pasando, a los que tenemos más de 50 años, nos encontramos sin empleo y venimos de la hostelería el futuro se hace más negro.

Hoy es un día de desánimo y desesperanza. Es duro para una persona que es activa y siempre ha estado luchando por salir adelante. A veces uno piensa cosas que es mejor no decirlas. Pero cuando ves la gente que te rodea, que te quiere y anima ves un rayo de esperanza. Pero también piensa uno que Dios no va a permitir que caigas y que Él tiene un propósito y el tiempo suyo es perfecto. Doy gracias a Dios por no haber dejado que enferme y que no pierda a mis seres queridos. Eso si uno tiene que poner de su parte, pues no podemos esperar que nos lo de todo hecho. Por eso yo sigo luchando a pesar de la tormenta, me he apuntado a cursos, a páginas de búsqueda de empleo y reparto de currículos, que seguiré haciendo. La lucha debe seguir, a pesar del desánimo y las puertas que se cierran. Que sea lo que Dios quiera y considera lo mejor para mi. ASÍ QUE A LA LUCHA.

Así que busco un empleo, ya sea cuidando a personas mayores, niños, cocinero o ayudante cocina, camarero, guárdese, recogida de fruta, auxiliar de administración, logística, almacenes, dependiente, comercial, ventas, reparto, limpieza, friegaplatos….. en definitiva cualquier cosa.

Si os enteráis de algo podéis enviarme un correo a ydelavega@hotmail.es y os enviaré mi currículo o concertar una prueba o entrevista. Gracias por todo.

Nos podemos cargar el planeta

La especie humana es la más dañina para el planeta. Debemos tomar conciencia y cuidar de la madre tierra. Debemos ser conscientes que debemos cuidar nuestro entorno (Nuestras ciudades, mares, lagos, rios, tierra y a la gente que nos rodea). Dejemos un planeta cuidado a las futuras generaciones. El consumismo, la globalización y el capitalismo no tiene corazón, solo se mira lo material, pero si seguimos así no quedará nada.