Como gobierna la derecha en España. PARTE I “Franquismo”


ejecutados-franquismo

El franquismo fue una larga dictadura de convicciones de ultra derecha, que estaba personalizada en la figura del general Francisco Franco, quien acaparó todos los poderes del Estado hasta su muerte.

Esta dictadura se impuso por la fuerza tras un golpe de estado militar contra el gobierno legítimo de la II República, que provocó una trágica guerra civil, cuya una de sus consecuencias fue la muerte de centenares de miles de personas, de enfrentamientos entre hermanos y vecinos.

Una de las características de estos casi cuarenta años de dictadura fue la sistemática represión que ejercieron y que continuaron una vez terminada la guerra. Esto explica la gran cantidad de personas que se vieron obligadas al exilio durante y después de la guerra.

franquismo

La dictadura se caracterizó por el miedo, la represión política y social, el control ideológico y moral de la población, la pobreza y la carencia de las libertades y derechos humanos más elementales, tanto individuales como colectivos. Esto permitía al gobierno, entre otras cosas, perseguir las lenguas, la cultura y aniquilar los derechos sindicales y laborales de la clase trabajadora.

Fue un período oscuro para una mayoría de la ciudadanía que no se podían expresar libremente, y al mismo tiempo, permitía el enriquecimiento de algunos de los que colaboraron activamente con el régimen.

Franquismo en España

Para imponer la dictadura, el régimen efectuó una represión sistemática a todos los niveles, empezando por la confiscación de pisos de familias republicanas y continuando por las depuraciones, detención y castigo de todas aquellas personas sospechosas de estar en contra de la dictadura, incluso de los soldados que hicieron el servicio militar en el ejército franquista.

Existían informes que demuestran la represión del régimen, estos podían afectar a cualquiera e incluía todos los aspectos de la vida diaria de las personas, incluso aquellos más íntimos. Existía una espesa red de informes y denuncias en que participaban el ejército, la policía, la Guardia Civil, Falange, el Ayuntamiento, la Guardia Urbana y colaboradores del régimen.

Desde el principio, la dictadura supuso la supresión de la democracia y de las libertades, tanto individuales como colectivas. Asimismo, prohibió las distintas lenguas y cualquier otra expresión de los símbolos que no fuesen los propios del franquismo.

Esta se fundamentaba en la exaltación personal del general Franco, de profundas convicciones de la ultra derecha y en un exacerbado nacionalismo español, de matriz castellana. En este sentido, quería borrar cualquier otro tipo de manifestación cultural y lingüística que no fuera la suya oficial. Esta uniformización encajaba en su visión política de ultra derecha, reduccionista y excluyente, de la “unidad de España”.

Se impuso una españolización en todos los ámbitos de la vida oficial y cotidiana. Lo que implicó una sistemática persecución contra lenguas, con la voluntad de hacerlas desaparecer.

La dictadura destruyó el modelo educativo de la República e impuso el suyo. De un sistema librepensador que se basaba, entre otros rasgos, en el papel activo del alumnado dentro la escuela, que aplicaba las más modernas teorías pedagógicas de la época, que permitía la coeducación y que se arraigaba al entorno, pasamos a un tipo de enseñanza de inspiración fascista, de ultra derecha y de moralidad católica.

La Falange tuvo el control ideológico y en el sistema de valores que el régimen quería inculcar con sangre a los/as niños ya desde el inicio de su escolarización. Un sistema retrógrado, de pensamiento, lengua y religión únicos, jerarquizado al estilo paramilitar, en que los castigos corporales eran algo habitual y la separación de chicos y chicas, convertidos ahora en simples agentes pasivos, era obligatorio cumplimiento.

De hecho, la enseñanza era un instrumento más de la españolización llevada a cabo por la dictadura, y una manera más de asegurarse la docilidad de la población, también mediante himnos y homenajes diarios a la bandera nacional del franquismo.

El franquismo fue una época con muchas represiones y donde se impuso un apoyo activo de la Iglesia, una moralidad oficial que afectaba y condicionaba la vida cotidiana.

El tipo de moralidad del régimen franquista restringía las iniciativas y libertades individuales que hoy en día se consideramos muy normales.

En definitiva esta triste época que muchos queremos olvidar fue una época oscura que en los próximos gobiernos de la derecha veremos reflejado en sus actuaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s