Educación para la Ciudadanía


Durante el mes de agosto hemos ha hablado de los contenidos en las nuevas materias Educación para la Ciudadanía. Ante estas convulsas opiniones yo pregunto por las posibles causas por las que unos poquísimos padres y madres pretenden ejercer “la objeción de conciencia” ante estas materias. Y resulta que ni los contenidos genéricos ni los temas concretos, tales como los Derechos Humanos, dignidad de los seres humanos, fomento de la paz, igualdad entre hombres y mujeres, diálogo, tolerancia, respeto por las diferencias, no discriminación, etc., se han revelado como peligrosos o agresivos con la conciencia de nadie. Por ello quiero basar mi contestación en las palabras de Jesús Pichel Martín, Profesor de Filosofía, con los cuales me identifico un cien por ciento.

Los defensores de la objeción, sin embargo, insisten ahora en que los peligros que pretenden evitar no están en los contenidos, sino en los Objetivos, las capacidades que se quieren desarrollar en los alumnos y alumnas, los Criterios de Evaluación, lo que debe valorar el profesorado a la hora de evaluar a sus alumnos, y los libros de texto de tales materias.

Un análisis

Aún a riesgo de aburrir más de la cuenta, vayamos a cada uno de esos supuestos peligros de la mano del Real Decreto 1631/2006 tantas veces ya citado.

Los trece Objetivos que aparecen en tal Real Decreto, comunes para ambas materias, hablan de “reconocer la condición humana respetando las diferencias con los otros y desarrollando la autoestima”; de “desarrollar y expresar los sentimientos y emociones, utilizando el diálogo y la mediación”; de “desarrollar la iniciativa personal asumiendo responsabilidades basadas en el respeto, la cooperación y el rechazo a la violencia y los estereotipos y prejuicios”; de “conocer, asumir y valorar positivamente los derechos y obligaciones que se derivan de la Declaración Universal de Derechos Humanos y la Constitución”; de “identificar la pluralidad de las sociedades actuales y defender la igualdad de derechos de todas las personas, rechazando las situaciones de injusticia y las discriminaciones”. Ante esto no se puede objetar, por eso el PP busca otra salida, aunque en el fondo demuestran que no están a favor de esto, o que su planteamiento es objetar con el gobierno.

El resto consistirían en “reconocer los derechos de las mujeres”; de “conocer y apreciar los principios que fundamentan los sistemas democráticos”; de “asumir los deberes ciudadanos en el mantenimiento de los bienes comunes y el papel del Estado como garante de los servicios públicos”; de “valorar la importancia de la participación ciudadana (cosa que al PP no le gusta, como en Marbella), la cooperación, el asociacionismo y el voluntariado”; de “conocer las causas que provocan la violación de los derechos humanos, la pobreza y la desigualdad”; de “reconocerse miembros de una ciudadanía global”; de “identificar y analizar las principales teorías éticas”; y de “adquirir un pensamiento crítico, desarrollar un criterio propio y valorar las razones y argumentos de los otros”. El PP demuestra allí donde gobierna que estos derechos no van con ellos, y a la vista está.

Entiendo que todo lo dicho anteriormente lo vean los dirigentes del PP y sus acólitos como un adoctrinamiento, ya que el PP no cree en esto, es más lo rechaza, ellos piensan de otra forma, ellos son los señores feudales y los caudillos de antaño, que desean volver a un tiempo pasado, a los tiempos feudales o a la dictadura.

Respeto, diálogo, mediación, responsabilidad, cooperación, rechazo de la violencia, Derechos Humanos, Constitución, pluralidad, rechazo de la injusticia, sistema democrático, deberes ciudadanos, participación, rechazo de la pobreza y la desigualdad, criterio propio, valoración de los argumentos de otros… ¿qué es objetable de todo esto? ¿Perjudicará moralmente a los alumnos desarrollar estas capacidades? ¿Los hará moralmente peores? ¿Algún sistema moral al uso rechazará alguno de estos conceptos y expresiones? No parece que haya nada rechazable, nada que justifique la objeción, pero claro hay que objetar para no reconocer los errores que el PP cometió en su etapa pasada con la reforma de la educación.

Los Criterios de Evaluación (que sí se diferencian por materias) hablan de “identificar y rechazar las situaciones de discriminación”, de “participar en la vida del centro y practicar el diálogo”; de “utilizar diferentes fuentes de información”; de “identificar los principios básicos de la Declaración Universal de Derechos Humanos”; de “reconocer los principios democráticos”; de “identificar los servicios públicos que deben garantizar las administraciones”; de “desarrollar actitudes responsables”; de “identificar las características de la globalización”; y de “reconocer la existencia de conflictos y el papel que desempeñan las fuerzas de pacificación”. En definitiva, que al PP no le interesa que el joven aprenda a pensar por el mismo, porque se darían cuenta de las mentiras y la demagogia que practican los populares.

Todas las preguntas anteriores son extensibles a estos criterios: ¿qué es objetable de todo esto? Que el PP no lo hizo y primo a la religión católica por encima de los derechos de las personas, parece que añoran la Santa Inquisición.

Con respecto a los libros de texto, sí conviene precisar algunas cosas.

La primera, claro, es que rechazar la forma en que ha desarrollado los contenidos de estas materias algún libro de texto, no implica rechazar la materia (de la misma manera que alguien podría no estar de acuerdo con el contenido de un libro de Historia, por ejemplo, pero no rechazaría el estudio de la historia misma), claro está que en las filas del PP quisieran que la historia se contara como a ellos le interesa y que eso de la Memoria Histórica se borrase de los libros.

Una segunda, es que, desde hace años, las administraciones públicas (el Ministerio de Educación o las Consejerías de Educación) ni autorizan ni desautorizan libros de texto: son los Centros educativos (o los Departamentos de cada materia, o los propios profesores) quienes eligen los libros de texto que consideran oportunos. Pero a ellos le gustaría que quien dictara esos contenidos fuese desde la calle Génova.

La tercera es que, afortunadamente, existe ya en el mercado una enorme variedad de libros de texto y de Editoriales que ya han publicado libros para estas materias (algunas vinculadas a órdenes religiosas, otras a empresas mediáticas, otras independientes, etc.). Pero como editoriales existen muchas eso nos les agrada ni gusta un pelo, a ellos les gustaría que saliesen los libros desde El Mundo y ABC.

Y la cuarta, quizá más polémica para algunos, es que, afortunadamente también, la Constitución reconoce en su artículo 20c la libertad de cátedra. El PP solo utiliza la Constitución cuando le interesa y además la tergiversa.

 

Un comentario en “Educación para la Ciudadanía

  1. Hola.
    He traducido un video en el que se entrevista a un matrimonio norteamericano en un tema que tiene que ver con las leyes que admiten el matrimonio entre personas del mismo sexo y la educación en temas morales en relación con la sexualidad que se da en la escuela pública:*******************************************
    Me parece interesante porque mucha gente piensa que admitir el matrimonio entre personas del mismo sexo no está bien y no saben argumentarlo; aquí se ven algunas consecuencias que ayudan a razonarlo Y también hay muchos que creen que no afectará a sus vidas y aquí se dan datos que pueden afectar directamente a sus hijos.
    Lo comento en el blog: http://opinionciudadano.blogspot.com/
    Es un caso claro de reacción desproporcionada del Estado ante una objeción de conciencia similar a la planteada contra Educación para la Ciudadanía. Además, ha tenido un efecto bumerán porque el caso ha conmovido a los votantes de la liberal California que han acabado aprobando una enmienda constitucional para que sólo sea válido el matrimonio entre hombre y mujer.
    Puedes darle la difusión que veas oportuno

    Un saludo,

    Santiago Chiva
    Granada, España

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s