Manual de Buenas Prácticas Políticas


El Ayuntamiento debe crear el Manual de Buenas Prácticas Políticas que trate sobre las obligaciones y los compromisos adoptados por el gobierno municipal y que tenga como principales objetivos la transparencia política y la mejora de la calidad de la democracia. El municipio impulsor de este manual fue el Ayuntamiento de San Sebastián, gobernado por los socialistas.

 

Este manual debe de recoge los compromisos de la corporación sobre el comportamiento ético y político de sus miembros. Debiendo incluir los mecanismos de control y las medidas a tener en cuenta en base a fomentar la transparencia con la ciudadanía y con la oposición.

Con ello se evitará cualquier transfuguismo, ya que se obliga a mantener la pertenencia al grupo municipal mientras dure el mandato y los miembros del gobierno se comprometen, «en la medida de los posible», a utilizar el transporte público y la bicicleta. Otro compromiso es el de evitar insultos y descalificaciones personales hacia cualquier otro edil o ciudadano.

No podrán aceptar regalos de carácter significativo, ni tener intereses personales en el ámbito de sus decisiones y competencias. Al inicio del mandato deberán hacer una declaración de bienes y patrimonio, al igual que cuando éste finalice.

El Manual habla de claridad en las actuaciones y decisiones, de la búsqueda de consensos, así como de la transparencia en las adjudicaciones. Uno de los compromisos es que los miembros del gobierno municipal no participarán directamente en las licitaciones a empresas o que se respetarán los criterios objetivos establecidos en la normativa plenaria para la concesión de subvenciones.

Otro de los aspectos que recoge el Manual se refiere a la presidencia del Pleno y establece que el alcalde no será el que lo presida. Aunque la Ley fija que se trata de una competencia de la máxima autoridad municipal, también contempla que pueda cederla si así lo considera conveniente.

 

Con este Manual se pretende corregir la falta de credibilidad que las instituciones tienen ante los ciudadanos y fomentar la participación ciudadana, así como incorporar preceptos legales y recomendaciones de la Unión Europea

El alcalde y los delegados adquieren el compromiso de adoptar los valores cívicos, el respeto a los derechos humanos, la honestidad, la solidaridad, transparencia, igualdad, defensa del medio ambiente y democracia participativa como base para su trabajo diario.

Para concluir, este manual debe regirse por los siguientes principios:

  1. Comportamiento: Se evitarán insultos y descalificaciones a otros ediles y a la ciudadanía.
  2. Transfuguismo: Los miembros del gobierno deberán seguir en el grupo municipal de la lista por la que fueron elegidos.
  3. Bienes: Los delegados deberán realizar una declaración de bienes cuando lleguen al cargo y cuando lo dejen.
  4. Participación ciudadana: El Manual establece cauces de democracia participativa.
  5. Licitación: Los delegados no participarán en adjudicaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s