Un jefe policial dice que Carlos Rubio mandó espiar a la edil Rosa Agüera


La vista oral por la filtración a la prensa de un informe reservado con numerosos datos sobre la vida privada de la ex concejal del PP de Málaga Rosa Agüera en marzo de 2005 concluyó ayer con el sorprendente testimonio de un mando de la Policía Local, que aseguró que el polémico documento fue elaborado por encargo del entonces director del área de Seguridad municipal Carlos Rubio.
Según el intendente mayor de la Policía Local, José Berruezo, Carlos Rubio pidió por teléfono al intendente mayor del cuerpo, Pascual Sánchez Bayton que se realizara un informe sobre Agüera. Berruezo, que dijo que recomendó no hacerlo, aseguró que un informe de esas características es “atípico” y ni respondía a la finalidad de protección de la concejal ni se explica porque un escolta quiera dejar su puesto y cambiar de servicio, como ha aducido su autor, el cabo del grupo de escoltas Rafael Rubio.
Carlos Rubio, que actualmente es director de los departamentos de Hacienda y Personal en el Ayuntamiento de Marbella, fue subdelegado del Gobierno en la provincia de Málaga y en 2004, cuando el PP perdió las elecciones generales, fue fichado por Francisco de la Torre para dirigir los distritos y la seguridad de la capital malagueña.
En la última sesión de la vista oral por el caso Agüera celebrada ayer en la Audiencia de Málaga, la Fiscalía redujo su petición de penas para el intendente Juan Antonio Ferrer. En lugar de los tres años de prisión solicitados inicialmente, la petición se ha quedado finalmente en una multa de 3.650 euros como máximo y la inhabilitación durante un año. El fiscal explicó que se trata de un delito de revelación de secreto que afecta a un cargo público, mientras que la pena de prisión solo está prevista para los casos en que estén afectados privados.
El intendente mayor Berruezo afirmó durante su testimonio que tanto la elaboración del informe en si misma como la custodia del mismo ha sido muy extraña e irregular. Berruezo que dijo estar presente cuando el superintendente de la Policía Local recibió la llamada telefónica de Carlos Rubio para pedirle un informe sobre Rosa Agüera aseguró: “Me extrañé y le recomendé a Sánchez Bayton que no lo hiciera, así que él llamó al concejal de Seguridad, Antonio Cordero, que también se lo recomendó, pero luego se hizo”.
Berruezo afirmó que tampoco es normal que el cabo Rafael Rubio guardara en su armero una copia del informe.
El intendente mayor no explicó por qué razones Carlos Rubio encargó un informe así. La concejal se ha quejado de que ha servido para desacreditarla. Al poco tiempo de conocerse el documento, el alcalde quitó a la edil sus competencias como concejal de distrito centro y la dejó sin ningún cometido.
En la vista oral se han puesto de manifiesto importantes discrepancias internas en la Policía Local, especialmente entren el intendente mayor acusado y el cabo autor del informe, que incluso ha llegado a reconocer que en algún momento se ha saltado la escala de mandos por no estar de acuerdo con Ferrer.
FUENTE Diario El Pais del día 27 de Noviembre de 2007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s