Modesto Abril

Un poco más huérfana queda Marbella de los padres de nuestra democracia local. Hace unos días nos dejó Modesto. Paseaba oliendo el salitre de nuestro mar, saludando a los vecinos con los que hacía un alto en el camino para compartir diálogo, con sosiego y la tranquilidad del deber cumplido. Esta vez no le acompañaba Isabel, su mujer. Nadie pensaba que ese día se despediría de todos nosotros. Seguir leyendo “Modesto Abril”