"El debate debe dar voz a todos, no sólo a los que piensan de igual forma"


La participación ciudadana avanza como fórmula para hacer visibles y, por tanto, creíbles las decisiones de la Administración en sus diversas escalas. El sistema democrático se basa en aportar más credibilidad y eficiencia en la gestión pública, por ello es necesaria la participación en democracia. Nuestro sistema político no se mantiene solo, si la gente se va alejando acabaremos por perder su esencia, y la gente se aleja por algo: porque falta claridad, eficacia, carencia de soluciones a sus problemas… En una sociedad compleja la mejor manera de aportar eficiencia es incorporar el máximo número de visiones posibles para la adopción de políticas públicas. El enfoque tradicional de los gobernantes discutiendo sobre cuál es la mejor ley o decisión no es suficiente, sobre todo en aquellos proyectos que despiertan una enorme sensibilidad ciudadana. Digo todo esto sin olvidar que el poder legítimo corresponde a quienes han sido elegidos democráticamente, a quienes en última instancia corresponde decidir. Pero es conveniente incorporar a la toma de decisiones no sólo el estudio de los técnicos, sino la visión ciudadana de las cosas. Es una tarea que exige cierta dosis de voluntad y también capacidad de organización. Aún no tenemos las máquinas engrasadas para esta clase de democracia directa, pues la Comisión Gestora gracias a los vocales designados por el PP no estaban en esa línea y el actual equipo de gobierno municipal no está por la labor, ya que las decisiones tomadas lo demuestran. El salto adelante es hacerse partícipe en la comunidad política de la que se forma parte, sea ésta la que sea: la calle, el barrio, la ciudad, la isla, la comunidad autónoma o incluso el Estado. En esa comunidad, alguien que es elegido de modo legítimo para ejercer el poder busca mantener los vínculos de participación”. Es posible extender esa actitud más allá de la realidad más cercana, la municipal que inciden de modo muy directo en el ciudadano, como las que afectan a los servicios sociales. En este caso el que finalmente toma las decisiones cuenta con miradas que le permiten decidir con mayor eficacia. El PP aparte del temor a perder las elecciones, desconoce los mecanismos de la participación ciudadana y a veces la confunde con el encuentro con colectivos que a veces son siempre los mismos. El resultado del debate, si se hace bien, incorporando a todos, no sólo a los que están radicalmente en la misma línea del gobernante, se suele cerrar con éxito y con una aportación cualitativa a las decisiones del gobernante. Pero hay desconocimiento de que eso sea posible, y también hay cierto temor en la derecha. Por eso no les interesan el Reglamento de Participación Ciudadana, pero como consejo, de alguien que conoce un poco el tema, les animaría a dar cumplimiento del Reglamento de Participación y dar la voz a todos, no sólo a aquellos que siempre exponen lo mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s