Malditos Rojos.

La Iglesia Católica está cabreada, y de qué manera. Todo viene porque el Estado quiere implantar la famosa asignatura de Educación por la Ciudadanía. Y es que la Iglesia no quiere buenos ciudadanos, sólo quiere buenos cristianos. Y por lo visto no es lo mismo. Con Educación para la Ciudadanía la Iglesia Católica ha visto amenazado su ancestral papel de educador de conciencias, papel que años atrás le atribuía el poder político de turno, pero que ahora, se auto-atribuye a sí misma. Seguir leyendo “Malditos Rojos.”