El juez Torres pide un informe sobre una urbanización de un cuñado de Ángeles Muñoz


El juez instructor del caso Malaya, Miguel Ángel Torres, pidió el verano pasado que se investigara una documentación del Ayuntamiento de Marbella sobre la urbanización Aloha Park S.L. y recortes de prensa que relacionan a la promoción con la candidata a la alcaldía de Marbella, Ángeles Muñoz, y su marido, el empresario de origen sueco Lars Broberg. La información fue aportada en julio de 2006 por el ex jefe de la Policía Local, Rafael del Pozo, imputado en el caso, en una comparecencia ante la Unidad de Delincuencia Especializada y Fiscal (UDEF), en Madrid.

En el escrito policial se indica que Del Pozo “comparece voluntariamente” y “aporta una serie de informaciones que según sus propias manifestaciones, pudieran ser de importancia para la investigación Malaya o para otras”. El ex jefe de Policía Local mantiene que fue citado y que viajó varias veces a Madrid para aportar todo le requirieron sobre diferentes asuntos.

El primer punto del informe de la UDEF indica: “Hace entrega de fotocopias de documentación del Ayuntamiento de Marbella sobre la urbanización Aloha Park S.L. y de prensa relacionada con esta urbanización y la edil popular Ángeles Muñoz y su marido, que pudieran estar relacionados con la citada información.”

Las 54 viviendas de la urbanización de lujo Aloha Park tienen un precio de salida de un millón de euros. Se publicitan en la inmobiliaria Wasa, propiedad de Lars y Jim Broberg, marido y cuñado de la candidata del Partido Popular. En la página de Internet de Wasa, aparece una fotografía de Jim Broberg, cuñado de Ángeles Muñoz, y un pequeño resumen corporativo, en el que especifica que los hermanos dirigen la inmobiliaria desde hace 20 años y que Jim Broberg es el consejero delegado del proyecto Aloha Park. El texto, redactado en inglés, añade que el cuñado de Muñoz es tesorero de la asociación de promotores y “fue candidato por el Partido Popular en las elecciones de Marbella de 1999”.

El proyecto básico de la urbanización Aloha Park fue aprobado por el servicio técnico de obras y urbanismo del Ayuntamiento de Marbella en abril de 2001. Casi un año después la empresa constructora introdujo unos cambios, como un puente sobre el viario público, que fue declarado ilegal y que se ordenó derribar mediante un decreto el 31 de mayo de 2004. Todavía sigue en pie.

La promotora también recibió una multa de 142.000 euros por talar sin permiso “la práctica totalidad de los pinos existentes, entre ellos unos 14 ejemplares de gran porte, que según el proyecto debían conservarse”. Además de la sanción, el ingeniero técnico agrícola pide en un informe de febrero de 2004 que la empresa reponga la masa vegetal perdida “mediante la plantación de 1.185 unidades de árboles”, algo que todavía no se ha hecho, según fuentes consultadas.

La urbanización, en la que ya residen algunas familias, ha solicitado en al menos dos ocasiones la licencia de primera ocupación. Según fuentes consultadas, el promotor recibió la última negativa en febrero de 2004 argumentando que seguían sin resolverse los incumplimientos relativos a la normativa de protección del arbolado y la ocupación del viario público con la construcción del puente.

Ángeles Muñoz mantuvo ayer que su pareja “no tiene nada que ver” con la promoción de lujo Aloha Park, situada en el núcleo marbellí de Nueva Andalucía. Esté periódico se puso en contacto telefónico con Lars Broberg. El empresario colgó el teléfono cuando se le preguntó por la investigación judicial y no volvió a responder.

EL PAÍS – Marbella – 24/05/2007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s