El juez Torres pide un informe sobre una urbanización de un cuñado de Ángeles Muñoz

El juez instructor del caso Malaya, Miguel Ángel Torres, pidió el verano pasado que se investigara una documentación del Ayuntamiento de Marbella sobre la urbanización Aloha Park S.L. y recortes de prensa que relacionan a la promoción con la candidata a la alcaldía de Marbella, Ángeles Muñoz, y su marido, el empresario de origen sueco Lars Broberg. Seguir leyendo “El juez Torres pide un informe sobre una urbanización de un cuñado de Ángeles Muñoz”

El mafioso Felice Cultrera.

Estos hechos también fueron denunciados por un reportaje de la revista Interviú. Tanto en el reportaje televisivo como en la revista se señalan también las relaciones familiares de Muñoz con Felice Cultrera, empresario italiano casado con la hermana de la candidata popular, y que está considerado por la Fiscalía Anticorrupción como uno de los capos de la mafia de Santapaola en España. Cultrera creó, junto con su testaferro, la empresa Fisher Island, hoy sin actividad, en la que participó como socia su mujer, Ana Muñoz. Aún después de romper su matrimonio, la hermana de la alcaldable continúa sus relaciones empresariales con el capo de la mafia.

Relaciones con GIL.

En esta misma localidad, en la que Muñoz fue teniente alcalde entre 1995 y 1997, fue la encargada de gestionar el primer gran pacto ente el PP y GIL: a cambio del voto de este partido para dar al PP la presidencia de la Diputación de Málaga en 1996, los cuatro ediles populares de Benahavís debían votar al concejal único de GIL para que Jesús Gil pudiera hacerse con la presidencia de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental.

La inmobiliaria de Fernando del Valle.

Un grupo de periodistas locales, muy críticos con la candidata popular, realizó para la televisión de internet Información Reservada TV un reportaje en el que se señalan los intereses de Lars Broberg en Benahavís. En este municipio, el marido de Muñoz es administrador único de la empresa Vega Colorado, una sociedad inmobiliaria fundada en 1990 por Fernando del Valle, uno de los principales imputados en la operación de lucha contra el blanqueo Ballena Blanca, y que fue la primera pieza para destapar los casos de corrupción en Marbella.

Ángeles Muñoz y Juan Antonio Roca.

Como el resto de constructores marbellíes, los intereses de Lars Broberg se encontraron con los de Juan Antonio Roca. Según sostiene el matrimonio, Roca pidió a Broberg una cantidad extra de dinero negro para llevar a cabo un proyecto. El empresario habría llamado a su esposa, y esta a Roca desde el Congreso de los Diputados. Sin embargo, fue Roca quien denunció a candidata popular. Ni ella ni su marido denunciaron nunca por cohecho al ex jefe de Urbanismo, pese a los supuestos chantajes recibidos.

Ángeles Muñoz, la intachable candidata del PP de Marbella

Se relacionó con GIL y Roca, y su marido tiene intereses en el sector inmobiliario. En el Partido Popular presumen que Ángeles Muñoz, su candidata a la alcaldía de Marbella, es la única alcaldable que se presenta sin ninguna sombra de corrupción a las municipales del próximo domingo. Sin embargo, su trabajo en la política convive también con sus negocios personales. Su marido, el sueco Lars Broberg, controla junto a sus hermanos un entramado empresarial con varias sociedades inmobiliarias y, desde el desembarco de Muñoz en Marbella en 1998, su fortuna ha aumentado de manera considerable. El líder del PP, Mariano Rajoy, ha presumido que Ángeles Muñoz es la única candidata a la alcaldía de Marbella que no ha sido condenada por los tribunales y que no está imputada en casos de corrupción urbanística. Sin embargo, la popular también tiene intereses en el negocio inmobiliario. De hecho, su marido es un magnate del sector, con importantes negocios en Benahavís, una localidad cercana a Marbella en la que Muñoz fue teniente alcalde hasta 1997.