Carta abierta de Jaime Mayor Oreja


Apreciado ex ministro de Interior. Durante el tiempo que ocupó el cargo mantuvimos muchos contactos y supongo debe usted recordar que siempre le respeté. En bastantes de aquellas conversaciones estuve acompañado de Josep Ramoneda.
De mis notas personales, tras varios almuerzos y desayunos en el ministerio e incluso en su casa de campo en las afueras de Madrid, recupero hoy unas ideas que usted expresaba con convicción: “No es posible acabar con ETA vía policial. Existe un empate entre el Estado y ETA. ETA pervive porque tiene una cobertura social. No hay esperanzas del fin del terrorismo sin dar una parte de razón a ETA. Con ETA nadie acierta porque tiene otra lógica y tan malo es subrevalorarla como infravalorarla. La política obliga a esperar. Es una carrera de fondo en la que juega el factor tiempo. Acusar al PNV de connivencia con el terrorismo es un disparate”.
Usted, como olvidarlo, debe recordar un desayuno en el ministerio, cuando Miguel Angel Blanco estaba todavía con vida. Usted convocó a una quincena de periodistas. Desde Barcelona viajamos Ramoneda y yo. Usted dijo que a Miguel Angel Blanco ya lo daban por muerto. A un ministro de Interior el cargo le hace duro. Martín Villa me dijo un día que por eso Peridis les dibuja siempre con porra y casco. Pero me impresionó la frialdad con la que usted dijo que era una vida que daba por perdida. Cuando dijo eso, una periodista preguntó: “¿Qué consignas nos das, ministro?, petición a la que se adhirieron otras voces. Ramoneda y yo nos miramos perplejos. Pensamos que la lucha contra el terrorismo no debe implicar consignas y que al periodista le debe bastar con su sentido de la responsabilidad.
¿Ya no defiende ahora las ideas que aquí he expuesto? ¿Cree realmente que la radicalización de su partido es lo que conviene al país? Usted, ex alto cargo de UCD, tiene muchos amigos entre las víctimas de ETA. ¿Pero cree que la UCD que llevó a cabo la difícil transición estaría de acuerdo con lo que el Partido Popular hace hoy?
La ultima vez que nos vimos fue cenando en la Bolsa de Barcelona. Allí explico usted que le dolía, como seguidor de la Real Sociedad, escuchar en el Bernabeu como los ultras del Real Madrid cantan calificando a los jugadores y seguidores de la Real de terroristas. A mi me duele verle a usted ahora, hombre al que recuerdo como educado y moderado, en manifestaciones en las que se insulta.
Me gustaría, apreciado ex ministro, que esta carta abierta la respondiera a través de Angels Barceló.
16-03-2007 JOSÉ MARTÍ GÓMEZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s