Homenaje a la libertad de expresión del pueblo llano


En la Televisión pública del Estado, en el programa de los cien ciudadanos y el presidente, cupo todo o casi todo.
Empezó el directo, con alguna tensión, mientras Virginia le echaba en cara al presidente el caso De Juana Chaos y el caso Otegi. “Voté socialista, pero estoy avergonzada”, dijo la joven ciudadana. Había tranquilidad en el plató. No rugía la marabunta, como en el Congreso de los Ciudadanos. Pudo hacer pedagogía Zapatero y puso como ejemplo lo que por fortuna acaba de suceder en el Ulster. Otros participantes insistieron o llevaron el debate hacia el terreno de las broncas entre políticos. Zapatero se mantuvo imperturbable. Pronto las preguntas y las reflexiones se adentraron en el territorio de los problemas de la vida cotidiana. Surgieron las inquietudes más diversas y comprensibles: desde la referida a la vivienda, sobre todo para los jóvenes, hasta el cultivo de la remolacha.
Se desgranaron la quejas, se habló de los graves riesgos del trabajo en el sector de la construcción, de los inmigrantes, algunos de ellos estaban allí y expusieron sus puntos de vista, de los malos tratos a las mujeres, de la carestía de la vida. “Cuánto cuesta un café, señor presidente?”, y en la respuesta se equivocó Zapatero quien rozó el error, pues existen algunos lugares donde cuesta ese precio o menos, eso si son muy poquitos lugares donde se cobra menos de 1€ . Ahora también tenemos que reconocer que el precio conocido por él es el cobrado en la cafetería del Congreso, unos 0,72€. Se habló de la distancia que hay entre la macroeconomía y la economía doméstica, de los indigentes, de los pobres, de las desigualdades, de la exclusión social. Y de los autónomos a los que Zapatero les anunció un estatuto específico con derechos sin precedentes.
Una hora y media después de haber comenzado la emisión, una mujer navarra y un hombre sevillano mencionaron la cuestión polémica de Navarra. Se aludió de nuevo a Otegi. Regresó al escenario De Juana. Subió la temperatura. Assier Gómez Barrenetxea, abertzale sin ambages, inquirió por el futuro de la mesa de partidos. Zapatero no se salió ni un milímetro del guión. Primero la paz, luego la política. Lorenzo Milá –que ejerció de moderador- le preguntó sobre el partido que patrocina Batasuna, que ha sido inscrito en el Ministerio del Interior y que pretende ser legalizado. “Hay indicios de ilegalidad. El asunto está en manos de la Abogacía del Estado y la Fiscalía General”, subrayó Zapatero.
No estuvo ausente la autoría del 11-M, cuestión sobre la que Zapatero se explicó con argumentos sólidos. El presidente se desmarcó de la posibilidad de que Aznar fuera inculpado por la guerra de Irak. Estuvo al quite, arrinconó la tentación de la venganza y dio oportunamente una lección de talante. Frente a quien lo pone a parir día sí y día también –que es su antecesor en Moncloa-, Zapatero exhibió otra vez su imagen de bambi. Un joven de Terrassa, de ERC – comedido, exquisito en las formas y contundente en el fondo- cargó contra la Monarquía y hasta reivindicó la autodeterminación. Zapatero hizo una impecable defensa de la Monarquía constitucional y dijo sentirse orgulloso del papel del Rey.
En la televisión pública del Estado cupo todo o casi todo. No hubo estridencias ni malos modos. Fue este programa un homenaje a la libertad de expresión de la ciudadanía, a la libertad del pueblo llano. Demostró que ZP está dialécticamente curtido y que aquellos que le insultan, le desprecian o le ubican estúpidamente en la extrema izquierda radical deberían acudir con urgencia a un oftalmólogo o a un psiquiatra. No sé si los hay en la calle Génova 13.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s