Prensa Amarilla

A los máximos dirigentes de las cadenas privadas que muchas de las opiniones vertidas en dichos programas están dañando en demasía la imagen de Marbella, y ponen en entredicho la dignidad e integridad de los ciudadanos y ciudadanas de la ciudad. La participación de contertulios que “buscando audiencia y protagonismo arrojan opiniones falsas de Marbella y sus vecinos, contribuyendo a que sea ésta la imagen de Marbella en el exterior, lo que perjudica seriamente la promoción turística de la ciudad”. La falta de participación de los representantes de la ciudadanía en estos programas, debido a que el interés de las cadenas es fomentar la aparición de dudosos personajes que con opiniones falsas y malintencionada consiguen que el tema Marbella siga estando en el candelero mediático para beneficio de las productoras y perjuicio de nuestra ciudad. Las denuncias de corrupción de Marbella, ya que no se puede confundir a los corruptos con la totalidad de la población que en numerosas ocasiones han manifestado su repudia a estos hechos, ejemplo de ello son las numerosas manifestaciones que los marbelleros y sampedreños han realizado contra la corrupción instaurada en nuestra ciudad. Invitamos a los máximos responsables de dichas cadenas que corrijan en la medida de lo posible el perjuicio que desde esos programas se ha hecho a Marbella, con la realización de una serie de programas donde se muestre las bondades y potencialidad de Marbella y San Pedro en todos sus ámbitos, tanto el turístico, económico, cultural, medioambiental, deportivo…

25 de Noviembre

A punto de cumplirse el segundo año de la aprobación por todos los grupos políticos en el Parlamento de la Ley Integral contra la Violencia de Género, y una vez puesta en marcha la práctica totalidad de los mecanismos que en ella se contemplan para hacerla efectiva, es el momento de preparar para el futuro las acciones que consigan erradicar el sufrimiento que esta terrible lacra supone en nuestra convivencia y dignidad social. Los Socialistas sensibles a las demandas de la ciudadanía, impulsó esta ley y el Gobierno, dirigido por José Luis Rodríguez Zapatero, reconociendo la importancia de este dramático problema, hizo que fuera la primera Ley aprobada por su Ejecutivo. Siendo como es la Violencia de Género un problema de primera magnitud que conmueve y afecta a toda la ciudadanía, es necesario que todas las fuerzas políticas aunemos nuestros esfuerzos y pongamos todo nuestro empeño y voluntad para que, quienes la sufren, las víctimas, recuperen su dignidad, su estabilidad emocional y sus derechos plenos de ciudadanía.